octubre 20, 2020

Ángela Molina, medalla de oro de la Academia

Ángela Molina

La veterana actriz recibe la distinción de la industria.

La medalla de oro de la Academia de Cine española es uno de los galardones más prestigiosos de los que entrega esta institución, y que se otorga cada año para homenajear a quienes han contribuido con su trayectoria profesional a mejorar el cine español, tanto en el aspecto industrial como en el artístico. Recibida por personalidades del mundo del cine español tan relevantes como Fernando Rey, Elías Querejeta, Fernando Fernán-Gómez o Maribel Verdú, este año ha recaído en una de las actrices más prolíficas y queridas de nuestro cine, Ángela Molina.

La actriz madrileña, que lleva casi 40 años dedicada al cine desde su debut en No matarás de 1974, hasta la flamante ganadora del Goya a la mejor película de 2012 Blancanieves y con títulos tan importantes como Las cosas del querer, Demonios en el jardín o Ese oscuro objeto del deseo por poner algunos ejemplos de entre las más de 90 películas en las que ha trabajado a las órdenes de directores como Luís Buñuel, Pedro Almodóvar, Ricardo Franco, Giuseppe Tornatore o Jaime Chávarri, ha recogido esta mañana de manos del presidente de la Academia Enrique González Macho, la medalla de oro frente a los medios, reservando para esta noche la gala de entrega ante sus allegados y compañeros de profesión.

Ángela Molina 2

Ángela Molina, totalmente entusiasmada y emocionada con la medalla, a la que ha llamado en varias ocasiones “el ojo que todo lo ve”, ha dado una pequeña rueda de prensa haciendo gala de su gran sentido del humor y de su generosidad y cariño para con los periodistas allí presentes. Para Ángela el recibir este galardón lo siente casi como si fuera un sueño. “Es algo que no me esperaba, la verdad, así que no sé si me la merezco o no”.

Para Enrique González Macho ha sido su primer recuerdo al recibir la medalla, contándonos cómo él la dejaba entrar sin pagar a los cines Renoir cuando iba con 17 años, y también hacia sus compañeros de profesión, “lo más bello del trabajo son mis compañeros a lo largo de todos estos años, siento que uno forma parte de los demás”, pero la medalla se la ha dedicado a su hija pequeña María, “me dijo que se la dedicara así que es suya”. Precisamente algunos de sus hijos la acompañarán esta noche en la gala de entrega de la medalla, pero la mayor parte de su familia está fuera trabajando, “no me han hecho ni caso a lo del premio” ha bromeado.

A sus 58 años, Ángela Molina sigue siendo una mujer espectacular a quien no le preocupa la madurez ni las canas de las que se siente orgullosa, “sólo en los personajes que hago es cuando me doy cuenta de lo mayor que soy. Los personajes que he ido interpretando me han ido enseñando, no concibo mi vida sin el cine, el cine es como los sueños y todos soñamos. Hay que disfrutar de lo que tienes y hacerlo como si fuera tu sueño sagrado”. Ni siquiera cuenta o presume de todas las películas que ha hecho, “rodando con Marcello Mastroiani y Michel Piccoli en Suecia se peleaban por ver cuál de los dos había hecho más películas, yo no las cuento, a todas las amo como hijos, son todas muy importantes”.

Ángela Molina 3

Su próximo proyecto pasa por rodar en Marruecos una película, pero más allá no sabe qué le depara el futuro, “no soy Dios, no lo sé” ha dicho entre risas. Lo que sí tiene claro es que todavía tiene mucha ilusión por seguir actuando y haciendo cosas diferentes porque su amor al cine es lo que la mueve, “el amor es lo que me ha hecho actriz”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *