agosto 9, 2020

El corto favorito de Kaserov

Tal vez la sinopsis sea sosa, o incluso demasiado escueta, pero si uno se anima a ver Tides To And Fro no va a quedar indiferente. Ya desde el comienzo, una música arabesca y pausada se nos meterá en la cabeza (tornándose más experimental a lo largo del metraje, donde por momentos me recuerda al grupo Gong). Por la pantalla desfilarán criaturas de formas inimaginables, y «sujetos» variopintos. Observemos cómo cae el personaje negro de pelo azul y camisón a rayas, y démosle la mano para que se levante y nos guíe hasta la casa del negro elefante barbudo, que lee algo aparentemente en blanco. Después jugarán al ajedrez, y serán interrumpidos por un extraño pájaro que será expulsado violentamente, el cual ya ha sido anteriormente escupido por pececillos que parecen totalmente inofensivos.

El cortometraje es de un marcado carácter surrealista, y en él se sucederán situaciones totalmente extrañas. Algo en lo que veo me hace sentir que en esa ciudad costera no suelen darse esas mareas tan repentinas, y que los personajes pululan por esos extraños lugares sin saber muy bien qué están haciendo. Parecen andar tan perdidos como nosotros en esos dibujos tratados con tanto cariño, pero a la vez tan fríos (predominando los azules penetrantes, blancos, grises y negros). El lugar es ciertamente triste, pero ello no impide que por momentos me halle a mí mismo esbozando una sonrisa debido a ciertas situaciones (esos pies saliendo del agua casi al final…). Si a uno no le convence lo que está viendo no dejará de sentirse atrapado por una luna que casi podemos tocar, una hoguera cuya luminosidad y chispas traspasarán la pantalla, y unas nubes cuyos remolinos son más realistas que los que uno ve al salir a la calle en una fría tarde de invierno. ¿Somos los humanos tan distintos como los personajes que Maximov nos muestra? ¿Qué pasaría si repentinamente cambiara nuestro entorno?

 Texto de Diego Casero.

Tides To And Fro (Ivan Maximov, 2010):

 

6 comentario en “El corto favorito de Kaserov

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *