octubre 13, 2020

Críticas: Love and Bruises

Love and Bruises - Cinema ad hoc

Pasión y violencia según Lou Ye.

El chino Lou Ye, poseedor de una ecléctica trayectoria inédita por completo en España, filmó por primera vez fuera de su país y con varios actores extranjeros el título que nos ocupa, que se proyectó en Toronto y Venecia en 2011. Love and Bruises tenía previsto inicialmente su estreno en el verano de 2012, pero el apretado calendario de Vértigo y los insondables misterios que rodean el mundo de la distribución harán que la veamos en nuestros cines entre los primeros estrenos de 2014.

Love and Bruises es la historia de Hua, una insegura profesora que se instala en París para estudiar proveniente de su Pekín natal, y de cómo una espiral de relaciones tortuosas convierte su vida en un infierno. Una tragedia que el espectador palpa cuando, justo tras asediar en la calle a un antiguo amante que la ignora, se topa accidentalmente con el obrero Matthieu, de carácter y físico imponentes por igual. Tras conseguir éste su propósito de una primera cita, Hua es prácticamente violada por un personaje que se revela posesivo y enfermizo, pero el encuentro no será más que el comienzo de una relación en la que decide situarse a merced de él.

Love and Bruises (2) - Cinema ad hoc

La presentación del conflicto es modélica: cámara en mano, a través de unas formas genuinamente europeas, Ye nos introduce en las calles parisinas con un nervio nada reñido con la elegancia. La relación entre ambos protagonistas está plasmada de manera que se intuye el drama: frente a Matthieu, de infancia complicada y ansias dominantes; Hua, indecisa y atrapada en una maraña de sentimientos. A la nueva relación se suman los otros hombres de su vida, de los que, en una decisión inicial inteligente, no tenemos mucha más información a nuestro alcance. El espectador, de este modo, puede rellenar con su imaginación los espinosos antecedentes de ambos.

Pero el cuadro no tarda en torcerse en cuanto el personaje de Matthieu pasa de ser percibido como una mentalidad obsesiva y retorcida, moldeada por un entorno malsano, a presentar rasgos de auténtico enfermo mental. Se corta las venas para unir su sangre con la de Hua, la entrega a los brazos de un amigo para poner a prueba su fidelidad y no tarda en solicitar matrimonio. De repente, lo que parecía que íbamos a contemplar evolucionar poco a poco se torna un drama exagerado, afectado y reiterativo; en el que el rostro sufriente de la portentosa Corinne Yam –un gran descubrimiento en su debut en el cine– nos guía hacia un caótico desarrollo que desemboca en la nada.

Love and Bruises (3) - Cinema ad hoc

Un par de inoportunos flashbacks y la creciente presencia de guitarras y violines en la banda sonora quiebran la crudeza realista del inicio. La relación entre ambos personajes se estanca y la película se rompe en pedazos, dañada por la inanidad del resto del paisaje sentimental, que al principio señalaba como un acierto. El resto de hombres en la vida de Hua se presentan como una excusa para mostrar su constante sufrimiento, ese mar de insatisfacción al que parece entregarse voluntariamente. Un personaje sabiamente contradictorio no basta para salvar una propuesta que se dirige a ninguna parte, lastrada precisamente por el precio que termina cobrando su prometedora introducción. Los mejores momentos de Love and Bruises tienen lugar en París, mientras Corinne Yam y Tahar Rahim complementan sus roles en pantalla, pero no son pocas las vacilaciones en su segundo tramo, que devuelve a Hua de regreso a su país natal.

Lo que queda, en definitiva, es un estudio tan curioso como fallido sobre la autodestrucción y el sometimiento en las relaciones de pareja o la violencia asociada a la sexualidad, a través de la inestabilidad de dos seres a la deriva, que juegan sus cartas a sabiendas de que la partida va a acabar en derrota. El amor duele, viene a repetirnos constantemente Lou Ye; pero durante 105 minutos no acierta a añadir demasiados matices a esa afirmación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *