mayo 29, 2020

Rueda de prensa: Asalto al poder

Asalto al poder portada

¿Habría mucho crash, booom en la rueda de prensa de lo nuevo de Roland Emmerich?

Esta semana se estrena en España la última película del director alemán afincado en Estados Unidos Roland Emmerich, Asalto al poder, en la que, con el estilo característico del director y llevando la autoparodia hasta un resultado bastante hilarante, nos cuentan la historia de un ex marine aspirante a agente del servicio secreto que se ve inmerso en un ataque a la Casa Blanca y que, con ayuda del mismísimo presidente, trata de detener al grupo que lo provoca.

Para presentarnos la película han venido el propio director Roland Emmerich, y los dos protagonistas principales de Asalto al poder, Channing Tatum, quien da vida a John Cale el ex marine, y Jamie Foxx interpretando al presidente Sawyer, con quienes hemos tenido el placer de charlar en una corta pero divertida rueda de prensa. Ante unos atriles recreando la sala de prensa de la Casa Blanca, el equipo de la película, aun con evidentes signos de cansancio, ha asegurado que su intención principal al hacer esta película fue la de divertirse haciéndola. Para Emmerich, la elección de Tatum y de Foxx para los papeles principales fue algo que tuvo claro desde el principio, “fueron los dos primeros actores en los que pensé para esta película. No me gusta hacer audiciones o castings, prefiero tener encuentros con los actores ver cómo funcionan”. Precisamente con Jamie Foxx se reunió para discutir el enfoque que le iban a dar al personaje del Presidente de los Estados Unidos. Es evidente que Foxx tiene un cierto parecido físico con el actual presidente, Barak Obama, por lo que tuvo que plantearse si hacer una imitación del mismo teniendo en cuenta que su personaje tiene ante sí el dilema de proteger a su país frente a las personas a las que tiene cerca, “opté por ser yo mismo acercándome un poco a la figura de Obama”. Al respecto de otros actores afroamericanos que han interpretado al Presidente de los Estados Unidos, Morgan Freeman y Danny Glover, Foxx nos ha deleitado con una divertida imitación de cada uno de ellos para terminar diciendo que él es que el que mejor imita a Obama.

Tanto Foxx como Tatum nos han demostrado en la rueda de prensa la buena química que existe entre los dos y que trasladaron a la pantalla en Asalto al poder. El propio Emmerich lo corrobora además de contarnos que, aunque sigue siempre el guión, deja a los actores la libertad para improvisar y aportar cosas a la película, “una de las frases más recordadas de la película sobre las “Jordans” (zapatillas de deporte) del Presidente, fue idea de Jamie”.

Channing Tatum, a quien podemos ver también en la cartelera española en un divertido cameo en Juerga hasta el fin “no lo he visto todavía pero Evan Goldberg y Seth Rogen son amigos míos y lo hice para reírme de mi mismo”, considera a Emmerich un referente de cine de calidad, por lo que estuvo encantado de participar en Asalto al poder a pesar de la dura preparación física que tuvo que sufrir para interpretar a Cale.

Uno de los aspectos que diferencia Asalto al poder de otras películas similares, como la también reciente Objetivo: La Casa Blanca, la cual por cierto ninguno de los tres dice haber visto, es que los terroristas que atacan la residencia del Presidente de los Estados Unidos son americanos. Emmerich considera que “el problema más grande que tiene Estados Unidos actualmente no viene de fuera, es el que el país se divide cada vez más provocando que la invasión no sea externa, sino que llegue desde dentro”. Es un tema además de rabiosa actualidad por las protestas que se están viviendo por la posibilidad de una actuación armada en Siria, sobre el cual el director piensa que ni siquiera el propio Obama está de acuerdo en invadir el país, pero cree necesario hacerlo. Emmerich, cuyo cine se caracteriza por el exceso en las escenas de acción y una pasión desmedida por “romper cosas”, ha confesado que le gusta eso de destrozar edificios emblemáticos desde que hiciera Independence Day, donde por cierto también destrozaba la Casa Blanca, “ahora me venía bien romperla otra vez”, a pesar de que la recreación de la misma para Asalto al poder fuera bastante complicada por la cantidad de habitaciones que tiene y sobre todo por los techos tan altos que impedía utilizar una iluminación usual para ello, “tuvimos que utilizar un sistema de espejos para poder emplear la luz desde dentro y no desde arriba como es habitual”.

Con explosiones, destrozos y mucha acción, la temporada veraniega de blockbusters va terminando con películas como Asalto al poder que además ofrece tantas risas como las que sus protagonistas nos han sacado en su presentación. Este viernes día 6 se colarán en las pantallas de toda España para deleite de los fans incondicionales de Roland Emmerich.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *