julio 9, 2020

Entrevistas: François Ozon

Ozon

François Ozon nos habla sobre Una nueva amiga.

El director francés, una presencia constante a lo largo del tiempo en el Festival donostiarra, presentaba Una nueva amiga, seguidores como somos de su cine, nos desplazamos hasta el María Cristina donde, en una terraza golpeada por el viento del Cantábrico charlamos sobre identidades sexuales, Alfred Hitchcock y muchas más cosas.

Una vez que se ha ganado la concha de oro ¿se viene con más tranquilidad al festival?

François Ozon: Ufff, sí (risas). Cuando yo vengo a San Sebastián en realidad no pienso en el premio, eso es lo de menos. Es un placer venir aquí, sobre todo porque el Festival de San Sebastián tiene un buen público, es un festival con público, lo que no ocurre muy a menudo en los grandes festivales

Cuando la protagonista no sabe distinguir la realidad de la ficción, ¿qué te interesa de esto?

F. O.: A mi lo que me interesan realmente son los fantasmas psicológicos de cada uno. También hay que tener en cuenta que la película se cuenta desde el punto de vista de Claire y hay dos momentos donde entran sus fantasmas personales.

Incidiendo en el tema de los fantasmas, hay un momento que recuerda a Vértigo de Alfred Hitchcock, cuando Claire está peinando a Virginia e intenta transformarlo en quien no es, como cuando James Stewart intentaba recuperar a Kim Novak a través del peinado

F. O.: Sí, sí, totalmente. El personaje de Claire es Scotty y Virginia es Madeleine. La verdad es que cuando escribí el guión no lo había pensado, ni mucho menos, pero luego haciendo la película sí me di cuenta y creo que en el inconsciente de todos los cineastas está Hitchcock. La idea de la película realmente vino a partir de lo que me contó una amiga documentalista que hizo un documental llamado Crossgender (Transgénero) y entonces yo le pregunté sobre por qué un travestí se quiere vestir de mujer y me contó que conocía un caso muy curioso que empezó a travestirse cuando su mujer murió porque era una manera de volver a traerla a la vida.

Una nueva amiga

En sus últimas películas se habla un poco de todas las dobles máscaras que tienen todos sus personajes y me gustaría saber por qué está indagando por este camino y qué quiere encontrar como cineasta a la hora de hacer estas películas.

F. O.: Yo creo que mis películas hablan mucho de la identidad y de la búsqueda de la identidad social, sexual, familiar, política, etc. Y el personaje de David probablemente, en la búsqueda de identidad, necesite a Virginia para trazar ese camino y encontrar su identidad.

En las últimas películas siempre hay momentos más cómicos y otros más tensos y oscuros. ¿Esto es algo que surge o es premeditado porque se necesita de esos alivios cómicos para alcanzar un equilibrio?

F. O.: No, esto sale de manera natural. No hay que huir de la comedia dentro del drama, eso es lo que yo quiero. También quiero que la película llegue a muchos espectadores y sea entretenida, y eso también lo busqué dándole esos puntos cómicos.

¿Cómo fue la dirección de actores, con Romain Duris especialmente?

F. O.: Trabajar con Romain Duris fue un auténtico placer y es un actor que llevaba muchos años queriendo hace un papel así. Le llamé e inmediatamente dijo que sí y al hacer las pruebas de maquillaje dije: “ya está”. Es un actor francés muy popular y un poco el emblema del «guaperas» masculino. Sólo había un pequeño problema, Romain es muy peludo y hubo que rasurarle, depilarle

Sobre la escena del Cabaret, ¿cómo elegiste la protagonista y la canción?

F. O.: Para mi esa escena es el corazón de la película porque es el único momento en que realmente nadie se fija en Virginia y Claire, son dos más. Nadie las está mirando y pueden ser felices las dos en ese momento. La canción en España no es conocida, hay una versión italiana pero fue muy popular en Francia en los setenta. La canción la escogí por dos razones. Primero porque iba en ambos sentidos y funciona tanto para Virginia como para Claire y en segundo lugar porque en los años setenta fue muy famosa en Francia pero no en los espectáculos de cabaret porque era demasiado dramática, así que la utilicé. En cuanto a la protagonista de la canción, la escogí porque no era grotesca ni exagerada. En el guión Virginia no se emocionaba tanto como lo que terminó emocionándose en el rodaje.

Sobre la actriz que interpreta a Claire, Anaïs Demoustier, tiene una belleza andrógina, con poco pecho, etc. y además va con un vestuario muy tapado, con poco escote, etc. Quería preguntar por estos dos detalles, si sobre todo fue buscado el escogerla por su físico.

F. O.: Sí fue buscado porque realmente quien se hace mujer en esta película es Claire. Es decir, la protagonista real de la película es Claire, cuando se la ve de pequeña con Laura, que siempre está luminosa, ella siempre está en la sombra y se reconcilia con su feminidad gracias a Virginia. Virginia para ella es todo, su padre, su madre, todo.

Anais Demoustier

En los primeros minutos de la película se resumen muchos años en muy pocos minutos, ¿fue algo muy complicado a la hora de escribirlo en el guión?

F. O.: Estaba totalmente escrito en el guión, la única diferencia es que había una voz en off, pero nos dimos cuenta después de rodarlo que esa voz en off era innecesaria, no se necesitaba cuando precisamente los encuadres y la realización permitían que se entendiera perfectamente. También había en esa primera parte diálogos que fueron borrados.

Se dice que es usted el Almodóvar francés. Aquí todos los actores españoles ansían trabajar con Almodóvar, ¿usted cree que causa ese efecto en los actores franceses?

F. O.: Creo que en España se hacen menos películas que en Francia, por lo tanto hay más posibilidad de tener buenos papeles, hay más selección en Francia que en España. Cuando un actor te dice que no te duele, sobre todo si es el actor que te gusta para el papel, pero no hay que forzarles. Creo que es mucho mejor trabajar con actores que quieren ese papel, no intentar obligarles porque por ejemplo lo fantástico con Romain y con Anaïs fue que deseaban los dos hacer esos papeles.

En sus últimas películas se repiten los temas de la prostitución, el travestismo…¿quiere concienciar de alguna manera a la sociedad con estos temas?

F. O.: A mí lo que me interesa realmente es plantear preguntas sobre estos temas.

El final, sin desvelar nada, es una visión optimista, ¿piensa que la realidad social es tal como la cuenta al final de la película o es como el final de un cuento?

F. O.: No, yo creo que es el futuro realmente, es hacia lo que la sociedad va a ser. Es decir, la sociedad va camino de eso, de familias diferentes, más abiertas…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *