septiembre 12, 2020

San Sebastián 2013: Día 2

Las brujas de Zugarramurdi (Foto película) 3920

Segundo día en San Sebastián, tenemos gran cine y también no tan grande.

Puede que muchos tengan el concepto de que este Festival es un mero escaparate de estrellas venidas a menos, un primo pobre de ese otro certamen que vive ahíto de lujos allá, a la vera de la Costa Azul, pero creo que éstos no tienen en cuenta la dualidad que palpita en el Kursaal y en el Victoria Eugenia, y es que junto a este espejo de vanidades pisando alfombras rojas y que miramos desde lejos y con cierta desconfianza, un cine renovador y lleno de ideas también está presente para recordarnos que las cosas no son a veces lo que parecen, son bastante mejores. Déjenme que les hable de ello.

Pelo malo

La venezolana Pelo Malo nos ha dejado un gran sabor de boca. Narra la relación de un niño de 9 años y su madre. Por un lado ella es incapaz de superar sus frustraciones y prejuicios lo que hace que rechace a su hijo e incluso rehúya el contacto físico con él. Por otro lado Junior, solo pretende agradar a su madre y que le quiera tal y como es, lo que se nos muestra a través de sus intentos por “domar” su pelo, rizado y rebelde como el de su fallecido padre. La relación y enfrentamiento entre ambos personajes está magistralmente interpretada por sus protagonistas, Samantha Castillo en el papel de madre y con la que es imposible empatizar a lo largo de toda la cinta, y Samuel Lange que encarna a Junior y que dice más con sus miradas que son sus palabras.

Puppy Love

Si les hablamos en esta edición del Festival de adolescentes francesas (o al menos francófonas) perdidas en ese laberinto hormonal e identitario que es la adolescencia, seguramente que muchos pensarán en ese fenómeno mediático que ya es La vida de Adele pero no se confundan, no sólo de Exarchopulos y Kechiche vive el hombre y la sección Nuevos Directores, una de las que más alegrías nos ofrece año tras año, presentaba Puppy love una obra que revisita con esa ligereza tan aparentemente sencilla de crear pero tan difícil de conseguir en realidad, los lugares ya visitados por el genial Lukas Moodysson (o al menos antes lo era) en su sobresaliente Fucking Amal. El caso es que aquí, a diferencia de en la del sueco, el drama desaparece y los momentos oscuros de la pubertad son obviados a favor del festejo de la experimentación y del descubrimiento, un notable debut dramático para la realizadora belga Delphine Lehericey que se convierte desde ya en una de las favoritas para llevarse el premio correspondiente a esta sección dedicada a los nuevos autores.

Las brujas de Zugarramurdi

Joder, me cabreo con estas cosas y es que la idea de salida es cojonuda, renovar a esa troupe de outsiders que eran los protagonistas de su ópera prima, Acción mutante, transformándolos en una secta de panolis aún más descastados, el género masculino sometido al eterno femenino, perdida ya la falocracia algun vez reinante y transformada en zanganismo improductivo, los bosques de la Navarra profunda reemplazando a los páramos del Planeta Asturiax. El caso es que el tema mola, los estallidos de risas siguen sin solución de continuidad a los gags y parece que vamos a recuperar al mejor Álex de la Iglesia, pero pronto el ritmo raudo torna en atropellamiento, los personajes que apuntaban maneras se pierden en el vértigo de los bocetos apenas definidos, en criaturas cuya línea de desarrollo no se corresponde con un proceso lógico, quizás todo sea trazar un baile sobre la estrecha línea del exceso pero al final todo es naufragio y las risas que ya no se escuchan un recuerdo de lo que pudo ser y no fue, te seguimos esperando Álex, de veras que sí.

Artículo de Laura Merlo y Martín Cuesta

Un pensamiento en “San Sebastián 2013: Día 2

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *