19 de junio de 2024

Críticas: Spider-Man: Cruzando el Multiverso

La madurez de la animación.

Antes de nada, sí, esta secuela rompe barreras y expande el universo arácnido superando a su predecesora. Desde su lanzamiento en 2018, Spider-Man: Into the Spider-Verse se ha ganado un lugar especial en el corazón de los fans de Spider-Man y del cine de superhéroes, y por qué no decirlo, de los amantes del cine en general. Además de haberse ganado un Oscar también. La combinación de su innovadora animación, su sólido guion y su enfoque fresco y audaz del mundo de Spider-Man dejó a los espectadores emocionados y deseando más. Ahora, tres años después, llega la anticipada secuela titulada Spider-Man: Across the Spider-Verse, dirigida por Joaquim Dos Santos y Kemp Powers, mientras que los dos directores de la anterior cinta se sientan en la silla de productores. La película no solo cumple con las altas expectativas, sino que las supera, llevando la experiencia del multiverso a un nivel completamente nuevo.

Desde el primer minuto de la cinta los espectadores son arrastrados a un mundo lleno de colores vibrantes y una animación deslumbrante que combina múltiples estilos de animación tanto juntos como por separado. La atención al detalle y la fluidez de los movimientos son asombrosas, haciendo que cada escena sea visualmente cautivadora. La dirección artística y la elección de los estilos de animación para representar a los diferentes personajes arácnidos de distintos universos es un triunfo creativo, y demuestra una vez más la valentía del equipo de producción al experimentar y empujar los límites del medio, llevando la innovación en el estilo artístico a un paso superior al de su predecesora.

Esta mezcla de personajes y universos crea una narrativa apasionante llena de acción, humor y momentos emotivos. Uno de los aspectos más destacados de Spider-Man: Across the Spider-Verse es su guion inteligente y bien construido. La historia se desarrolla de manera fluida y coherente, con múltiples diálogos inteligentes y muy autocríticos y críticos con la sociedad actual lanzando dardos bien afilados. La película encuentra el equilibrio perfecto entre las escenas de acción trepidante (algunas menos que en la anterior cinta) y los momentos de desarrollo de personajes, permitiendo que la audiencia se conecte con los protagonistas en un nivel emocional más profundo. De hecho, se puede afirmar que el desarrollo de personajes es el punto fuerte de la película, con una Spider-Gwen y un Miles Morales que crecen en el viaje que emprenden junto al espectador, provocando que nos encariñemos aún más con ellos. Pero no solo estos personajes ya conocidos importan, sino que entre las nuevas variantes que aparecen tendremos versiones del hombre araña que se ganarán nuestro corazón de inmediato. Pero la cinta no solo trata de las variantes de Spider-Man, sino que también centra el foco en los personajes que les rodean. Gracias a esto la película se convierte en un viaje vital tanto para adolescentes, jóvenes y adultos. Además, el guion aprovecha al máximo la oportunidad de explorar las dinámicas entre los diferentes Spider-Man de los diversos universos, brindando momentos de camaradería y comedia que funcionan a la perfección.

El elenco de voces es otro aspecto destacado de la película. No he tenido la ocasión de verla doblada, pero puedo recomendar fervientemente verla en VOSE. Shameik Moore y Hailee Steinfeld, quienes interpretan a Miles Morales y Gwen Stacy respectivamente, ofrecen actuaciones llenas de energía y carisma. Sus interpretaciones capturan perfectamente la juventud y la determinación de sus personajes, haciendo que casi nos olvidemos de que se trata de personajes animados. Óscar Isaac nos ofrece un Spider-Man 2099 que se apodera de la pantalla en cada escena que aparece. Y por favor, todos los reconocimientos para Brian Tyree Henry quien tiene casi todo el merito de que los espectadores vayan a amar al padre de Miles. Esto gracias a un Brian Tyree que se le siente mucho más libre y seguro que en Intro de Spider-Verse, incluso con ecos de su personaje de Atlanta.

No se puede hablar de Spider-Man: Across the Spider-Verse sin mencionar su impresionante banda sonora. Al igual que su predecesora, la película presenta una mezcla ecléctica de géneros musicales que se fusionan de manera magistral con la acción en pantalla. Desde canciones pop energéticas hasta piezas orquestales épicas, la música se convierte en un componente integral de la experiencia cinematográfica, intensificando las emociones y sumergiendo aún más a los espectadores en el mundo de los Spider-Man.

En resumen, Spider-Man: Across the Spider-Verse es una secuela que expande el universo arácnido de maneras sorprendentes, pero sin hacer uso de fanservice, pues no lo necesita. Su animación impresionante, guion maduro y un elenco de voces excepcional se combinan para ofrecer una experiencia cinematográfica que supera y con creces a Spider-Man: Into the Spider-Verse. Por último, cabe mencionar como la película demuestra una vez más el poder del cine animado y su capacidad para contar historias con profundidad y emoción dirigidas no solo al público infantil, sino también al adulto.

PD: No hay escenas postcréditos, pero igualmente no os mováis de la butaca al finalizar el film porque incluso los créditos están realizados con un estilo artístico atrapante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *